Guadex retoma este año la campaña del espárrago con un ambicioso proyecto que prevé alcanzar 1.000 puestos de trabajo entre campo y almacén. Así lo afirmó ayer Manuel Bajo, presidente de Guadex, que explicó que para ello «financiaremos al agricultor las garras con un 80% y ofreceremos asesoramiento técnico. El objetivo es profesionalizar el campo». Bajo señaló que el proyecto se fija en el pequeño agricultor, argumentando que «tres o cuatro hectáreas crean un plus».

En febrero comenzará a desarrollarse el proyecto con la plantación del cultivo y el objetivo es contar con agricultores de diversas provincias como Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba y Jaén, ya que la finalidad es contar con la mayor estacionalidad de esta línea productiva. Juan Martínez, consejero delegado de Guadex, recordó que Guadex inició su andadura con el espárrago. Para señalar la magnitud del proyecto, expuso que una hectárea se traduce en 8.000 kilos de espárrago, a 60 céntimos la recolección y entre 40 y 45 céntimos la elaboración. Cerró los datos económicos precisando que «hablamos de 2,5 millones en mano de obra directa, a lo que hay que sumar transporte y embalaje». Martínez indicó que el proyecto se presenta para un horizonte de 3 o 4 años, hasta alcanzar las 400 hectáreas. El plan pasa por comenzar con una superficie de 100 o 120 hectáreas e ir creciendo cada año entre 60 y 80 hectáreas en un cultivo que dura 8 años.

El consejero delegado puntualizó que «elaboraremos en esta sede, uniendo toda la producción de Andalucía». Guadex presentó ayer el proyecto al presidente del Ifapa, Jerónimo Pérez, que lo calificó como «un proyecto de futuro para aumentar la riqueza». Pérez mostró la colaboración del Ifapa «como herramienta al servicio del sector para, a través del conocimiento, convertir el desarrollo del campo en empleo, nuestro compromiso es transferir conocimiento y formar». El delegado de Agricultura, Francisco Zurera, indicó que el proyecto de Guadex va a aportar diversificación a la Vega, desde el conocimiento y la profesionalización.

Para el alcalde palmeño, José Antonio Ruiz Almenara, «Guadex presenta un proyecto desde la dimensión y la diversificación, que va a dar desarrollo y empleo a la zona». Los últimos datos de Guadex se traducen en 40.000 toneladas de cítricos en 1.200 hectáreas. Su principal mercado es la exportación, con 5.500 toneladas de fruta de hueso en 200 hectáreas, 400 toneladas de cebollas en 25 hectáreas y 15 hectáreas de espárrago.

En la línea de cítricos, el presidente de Guadex, Manuel Bajo, anunció que atenderán a pequeños productores citrícolas. Por su parte, el consejero delegado, añadió que «el objetivo es seguir creciendo en base de mercado, que esta central trabaje los 12 meses del año». En cuanto a la fruta de hueso, el presidente puntualizó que «se va a fortalecer, ya que hemos iniciado contactos con la zona productora de Extremadura». También anunció que iniciarán una línea con sandía y melón y que quieren liderar un Centro de Investigación de Agricultura.